Saltar al contenido

Cómo saber si tienes adicción a WhatsApp

En los tiempos que corren pasamos buena parte del día enganchados a nuestros teléfonos móviles, en ocasiones más de lo que deberíamos, piensan muchos, pero lo cierto es que gracias a la enorme funcionalidad que nos ofrecen, se han convertido en elementos imprescindibles para la mayoría en su día a día.

Estos nos sirven para hacer fotos, jugar, trabajar o mantenernos en contacto con otros de diferentes maneras: redes sociales, llamadas, videollamadas, mensajes, aplicaciones de mensajería, etc. Así, el uso continuado de estos dispositivos se ha convertido en algo habitual para millones de usuarios, especialmente si nos centramos en las mencionadas redes sociales o en las herramientas de mensajería, sector que viene claramente comandado por WhatsApp, como la mayoría sabréis de primera mano.

Y es que este tipo de aplicaciones de mensajería han ido mejorando sustancialmente con el paso de los años, se podría decir que incluso se han convertido en adictivas para algunas, o muchas personas, personas que en la mayoría de las ocasiones ni siquiera son conscientes de esa adicción que tienen con WhatsApp, por hablar de la propuesta de este tipo más extendida. Así, cabe la posibilidad de que debamos hacer un autoanálisis para saber si en realidad estamos más enganchados a esta app más de lo que deberíamos, es decir, si nos hemos convertido en adictos.

De hecho y de acuerdo con algunos expertos en el tema, esta es una adicción que se genera porque al hacer uso de la aplicación de mensajería, se reducen los receptores de dopamina en el cerebro, en otras palabras, que usar WhatsApp nos resulta placentero, de ahí la enorme cantidad de tiempo que pasamos mirando mensajes. Es más, este tipo de adicciones a ciertas aplicaciones como la que os mencionamos, tienen el mismo efecto en nuestro cerebro que el que por ejemplo nos producen algunos opiáceos.